Más allá de ingeniería ¿para qué sirve una licuadora?

Una cosa es cómo opera algo y otra para que sirva, muy bien sus respuestas van enlazadas, pero ¿qué tan claros estamos con eso? Muy fácil os puedo decir qué es una licuadora y para qué sirve en palabras muy resumidas, se trata de un aparato del hogar que se usa para hacer licuados, y estos licuados son obtenidos de frutas completas a través de la acción de la fuerza centrífuga generada por el motor del aparato.

A pesar de haber respondido lo anterior, en dos palabras se puede responder para qué sirve la licuadora y la respuesta seria: extraer zumos. Pero así como una máquina de ejercicios deportivos te permite hacer ejercicios, tiene una serie de utilidades que no consideras al momento de responder, se puede decir que sirve para mantener tus piernas tonificadas, aumentar tu resistencia física, mantenerte en forma, pues son bondades indirectas de la actividad pero consecuencia lógica de su práctica. Lo mismo sucede con las licuadoras de vaso.

Alivian la sed y el calor

Una de las razones por las que invertimos nuestro tiempo en hacer zumos es para calmar la sed, el calor o incluso las ganas que tenemos desde hace un rato de tomar el zumo de nuestra fruta favorita. Un poco de hielo y ya tenemos servida ante nosotros la bebida deseada.

Alimentarte adecuadamente

Aunque no podéis vivir eternamente de jugos, pues hay muchas cosas importantes para vuestra dieta que no tienen, combinados con comidas equilibradas son la mejor manera de garantizar le estas dando a tu organismo gran parte de los nutrientes necesarios, sin que vengan acompañados de conservantes artificiales. Has decidido invertir tu tiempo y dinero en una licuadora para este fin así que ¡enhorabuena por lo natural!

Complacer a la familia

Y claro, ¿por qué no a ti también? De la misma manera que preparas una tarta, un zumo es una oportunidad para degustar con tus más allegados. Es momento de conversar, intercambiar las experiencias del día y todo eso acompañado de un delicioso zumo, que utilizas como canal para establecer comunicación, muchas veces perdida entre el quehacer diario, con los demás.

Invitar a tus amigos a beber algo

Salir a tomar un café es una de las situaciones más normales para un grupo de amigos, en esta ocasión invítalos a tu casa, una pequeña reunión, podrán conversar tranquilamente y beber algo para pasar un buen rato conversando sin que se os reseque la boca.

Un aparato: tú decides para que usarlo

Bien podrías contar con una licuadora y preparar bebidas de una sola fruta, de varias, solo para ti o compartirlas con los demás. Así que cuando escuchéis que una licuadora solo licúa, bueno, recuerda que así es, pero que utilidad le des a esa capacidad en tu vida diaria es algo que únicamente depende de ti.