Hay muchos ¿Cuál será el mejor exprimidor?

Las tareas que se hacen ocasionalmente no influyen mucho en nuestras decisiones ni deseos, son cosas que como no están en nuestra lista diaria casi ni recordamos. Por el contrario, cuando una labor se repite día a día e incluso muchas veces dentro del mismo día genera un impacto en nosotros. Si fuéramos a trotar todos los días seguro que compraríamos un par de tenis para ello, que fueran anatómicos, perfectos para el ejercicio. Lo mismo pasa con los zumos, cuando se hacen con frecuencia no basta con ingeniárselas con cualquier aparato que ayude, hay que buscar algo idóneo.

mejor exprimidor

Pasos para evaluar un exprimidor

Con apenas una visita a la sección de hogar podemos ver cuál de los tantos productos ofrecidos puede convertirse en nuestro mejor exprimidor. Lo indispensable será: tener un presupuesto y saber la cantidad de frutos esperamos procesar y zumo que obtener.

Los que son de tipo automático se diferencian un poco de los demás en el hecho de que pueden exprimir ellos solos, sin tener que estar haciendo presión todo el tiempo sobre la cáscara. Es importante no confundir la etiqueta automático con eléctrico. Pues, aunque los automáticos son eléctricos no todos los eléctricos son automáticos, muchos necesitan de que la persona sostenga la fruta durante su trabajo.

En caso de tened en mente algo grande, por ejemplo una venta de jugos, ya es momento de pensar en cosas industriales, no todas las opciones son automáticas pero las que extraen varios vasos por minuto si lo son.

En este punto es bueno informarse sobre las ventajas e inconvenientes que pudiera tener un equipo de cada tipo. Se diferencian, por lo general en: velocidad, aprovechamiento de la pulpa, y ruido que generan. La resistencia y calidad de material es otro punto a considerar.

  • Podéis comparar precios y marcas.

Cuando se sabe lo que se busca se puede empezar a examinar la cantidad de dinero a invertir en el exprimidor. Es bueno leer opiniones de algún modelo de equipo para descartar o agregar a la lista de deseos. Para compras rápidas y no muy evaluadas recomiendo no gastar más allá de 25 euros, siempre y cuando no se trate de máquinas profesionales. Pero claro está, es dudoso un empresario decida de un momento a otro comprar un aparato sin ningún tipo de plan previo.

  • Verificad dónde y a quien le estáis comprando.

Si por algún motivo hay que hacer alguna devolución, si hay que usar la garantía del equipo y demás cosas. Hay que preverlo antes de la compra, no después donde por desconocer las políticas de venta pudierais perder vuestra inversión.

mejor exprimidor

Una vez cumplidos estos pasos, espero que habéis llegado a la conclusión sobre cuál resulta el mejor exprimidor para vuestro uso diario.