La mejor herramienta en repostería: batidora con varillas

Aunque puede ser una premisa excluyente, no se trata de ello, más bien es una manera de reseñar y motivar a todos los que leéis este artículo a conocer lo útil y nada difícil de manejar que resultan las batidoras con varillas especialmente para los que tienen por oficio formal, o por gusto, hacer tartas o todo tipo de cosas deliciosas para el deleite de los sentidos. Y es que es mucha la mejora que puede darse entre hacer un bizcocho de modo manual a hacerlo con una de estas batidoras, claro está, mientras más ideas surjan de cómo utilizarlas mejor, así se amplía el uso que le das a un equipo, haciendo valer la inversión hecha en ella.

batidoras con varillas

Diferentes tipos de varillas para diferentes fines

Usualmente una batidora con varillas vendrá acompañada de un tipo básico de ellas, un batidora regular y plano que se presta para batir todos los tipos de mezcla que queráis, otros tipos pueden ser rectos o de alambre cruzado. Si también es una máquina amasadora traerá unos ganchos ideales para ello, si os preguntáis si vale la pena que sea amasadora, pues, si trabajáis haciendo masas de panes si os hago esa recomendación.

Será necesario buscar una que sea ergonómica, es decir que se adapte fácilmente a la forma de la mano y ofrezca buen soporte, requisito básico e infaltable cuando la batidora no incluye base sino que toca tenerla todo el tiempo sujeta para batir y envolver las mezclas.

batidora con varillas

Buscar la relación calidad-precio más conveniente

Cuando de precios se trata, los de las batidoras con varillas pueden variar ampliamente, ello de acuerdo a si hablamos de artículos de gama baja, media o alta, para saber por cuál decidiros es fundamental establecer el uso que se le dará, los más baratos son adecuados para usos ocasionales, no os durará mucho si los utilizáis diariamente, para eso mejor poner unos euros más y escoger una mejor batidora.

Para ser más claros, un artículo de gama por lo general sirve para batir mezclas no mayores a 500 g, debido a la fuerza de su corazón metálico. Añadida a esta característica, hay que evaluar sus capacidades extras, es común que muchas batidoras de este tipo se promocionen como amasadoras también, que es algo bien podría requerir una máquina aparte, entonces al incluir dos funcionalidades en un solo artículo la consecuencia es una elevación del costo, a medida que se incorporen más tipos de varillas y no solamente el parbásico, sucederá de igual modo cuando traigan a la vez algún tipo de vaso para mediciones, picador, o elementos para triturar.

Como podéis ver, aunque en funciones resulte bastante diferente esta batidora, que la de mano, que muy posiblemente tendréis en casa o esa de vaso, no deja ser un instrumento que podría convertirse en indispensable para el hogar pues luego de haberlo probado muy difícilmente lo veréis como algo prescindible.