Batidora de mano ¿la mejor opción?

Las batidoras de mano, a contraste de sus parientes cercanos, las de vaso, cotidianamente se utilizan un tanto más, al menos nuestro país, las razones podrían deberse a cuestiones de espacio, costumbre o dinero, el hecho es que las  tenemos en nuestros hogares. Puede que estéis conscientes que existen otras máquinas dentro de este tipo de clasificación, y la relacionen con los reposteros, ellospor su lado, son los que le suelen sacar más provecho a este otro tipo, las que son de varillas, pues  también son de mano, las oportunidades de usarlas el día a día no son muchas, no en el caso de una persona ocupada, quedando como opción de fin de semana para preparar esa receta que tienes en mente desde hace mucho.

batidora de mano

En las situaciones como esta último, difícilmente el equipo puede ser sustituido por una de otro tipo, pues las de vaso no sirven acá, imaginad querer lograr una masa con algunas de esas, el mejor sustituto de una batidora manual o quizás su predecesor pero todavía hoy vigente es el batidor de alambre, que giramos moviendo la mano.

Podríamos pensar en prescindir de una batidora mano de cocina y batir a mano cien por ciento manual, si se trata de mezclar es una opción viable, pero ya cuando hablamos de picar, o batir masas, si no eres un experto, difícilmente lograrás sin generar cansancio y en poco tiempo el resultado para la mezcla que buscas, pues requiere de un poco de astucia, por decirlo de alguna manera, y más importante, casi siempre fuerza y resistencia para mantenerte hasta 20 minutos batiendo de modo continuo, quizás si tenéis una familia grande y dispuesta a colaborar podréis lograrlo, cada uno tomándose turnos, pero si el modo de batir no es uniforme, el resultado tampoco lo será, por estas razones, adquirir este producto es una buena inversión. Las que sirven para hacer bebidas te sacarán de apuros y facilitarán tus labores diarias, son más estéticas, pequeñas y manejables.

batidora mano de cocina

Sencilla o acompañada de muchos accesorios

Ya sea que estéis pensando en que os hace falta una batidora de mano profesional o más sencillaspara las tareas comunes del hogar debéis considerar el precio, pues bien, así como batidoras de mano baratas abundan en los inventarios, también de precios más elevados las hay. Las diferencias en el valor estarán debidas a la marca, material del que están hechas, es bueno fijarse en esto,algunos materialesprometen ser más resistentes que otros pero incluso los menos resistentes con un seguro y normal cuidado de la misma no terminaréis dañándola antes de tiempo.

Otro factor incidente en el precio del producto, son la cantidad de accesorios como paletas, filtros, envases o vasos que traiga, y esto sí se debe evaluar con minuciosidad, a primera vista puede que como comprador busquéis tener todo en un solo equipo, si queréis una batidora de brazo con pedestal, envase respectivo, y otro tantos añadidos que traiga para mezclar, batir los diferentes ingredientes, colar, lavar y paremos de contar los beneficios pero tengáis algo en cuenta: si no planeáis exprimirle el jugo a todos ellos y ni sabéis para que sirven tantas piezas, quizás las opción más adecuada no sea esta sino dejársela a alguien que si lo haga. También puede darse un caso diferente, si os gustó y queréis llevaros esa batidora, sin importar que no sepáis cómo y para qué se usan tantas cosas que vienen en la caja junto a ella, esta situación brinda una oportunidad ideal para empezar a explorar en el manual su uso e investigar recetas que puedan lograrse con ellas, os volveréis todos unos expertos.

batidora de brazo

Si al contrario de la situación del primer comprador que quería llevarse la batidora de cien piezas a casa, piensas que mientras más simple mejor y más fácil de utilizar, puede estéis apresurando la conclusión y terminéis por llevar casa una que no den muchas ganas de utilizarla por lo trabajosa que puede ser: la caja solo trae una batidora con sus varillas y ningún otro complemento, ni si quiera una base dónde dejarla mientras está encendida y que pueda batir de forma autónoma por un rato, sino que obligatoriamente necesitaréis tener una mano sujetándola y otra para ir añadiendo los componentes de la mezcla, o hacer pausas cada vez que se vaya a hacer. Claro que si lo de vosotros es trabajar de este modo o apenas vais a utilizar el equipo para mezclar o batir un par de alimentos durante pocos minutos, la opción perfecta es la batidora a mano, así de sencilla.

Prácticas batidoras para varios usos

Aunque se vean pequeñas y quizás frágiles, pueden daros una sorpresa. Verdaderamente, antes de promocionarlas los productos se testean y las batidoras están pensadas en resistir y cumplir tareas diversas, desde batir unas yemas hasta picar hielo, se acompañan de diferentes tipos de accesorios para este cometido. Por ser más pequeñas que una de vaso, la de mano ocupará menos espacio, un rincón de la mesa basta, pues se sostienen con un pequeño pedestal o se mantienen guardadas en el cajón hasta el momento de uso. Una de las desventajas iniciales que tenían estas máquinas era que salpicaban mucho, al contrario que una de vaso que viene con su respectiva tapa ajustable, ahora podéis ver que hay muchas anti salpicaduras.

Si estáis pensando en una batidora brazo de pedestal o para repostería, los precios son mucho mayores, así como la cantidad de piezas que traen, pues pensando en las necesidades de repostería añaden accesorios para batir de tipo paleta, globo, de alambre cruzado y ganchos para masa, así cada uno utilizado en la actividad indicada facilitará el trabajo que representa, por ejemplo, batir cosas ligeras como claras a la nieve, crema de leche, u otros que son más espesos como las masas para tortas, galletas, pan.

Teniendo en primer lugar bien claro cuáles son las tareas que se planean realizar, podréis determinar qué tipo de máquina de batir es que la necesitáis, a modo de hacer la mejor elección.