Baja las temperaturas y añade a tu licuadora hielo

Disminuir el tiempo de preparación de una bebida es una de las metas de los que día a día hacemos zumos, y los que no lo hacen, seguramente lo harían si no costara tanto tiempo, aunque muchos artefactos conservan una temperatura inferior para que la bebida no salga caliente y mucho menos su aporte nutritivo se vea reducido, no todas son licuadoras para hielo y esto obliga a que para cumplir estar función optemos por otros métodos, manuales, o con la ayuda de cualquier otro aparato eléctrico.

licuadora hielo

Lo conveniente de tener dos aparatos en uno como licuadoras para hielo.

Así como una batidora permite incorporar hielo a sus batidos, la función de una licuadora pica hielo es que en cuestión de minutos podamos obtener el hielo en forma granizada para agregar a nuestros zumos. De modo disímil al operar de una máquina de batidos, cuando licuamos casi siempre lo haremos de modo separado, es decir, no se agregará directamente el hielo con las frutas y demás ingredientes de la bebida en un solo vaso y con un solo proceso estará listo el resultado final. Acá de modo separado, primero se extrae el zumo de la fruta y al final, se pica el hielo.

Que sean dos procesos separados no quiere decir vayan a ser largos ni tediosos, justamente para evitar eso, está el esfuerzo de tecnólogos e ingenieros que buscan aminorar con cada nuevo producto, el trabajo que llevamos en casa para que sea más frecuente, rápido y seguro.

licuadoras para hielo

La resistencia necesaria para picar hielo

Si estáis pensando en comprar una picadora de hielo os cuento que no toda licuadora es una licuadora para hielo y no hay que olvidarlo, no sea que compréis una de estas máquinas esperando una función que no tiene, hay que leer bien la descripción del producto y si ofrece picar hielo, frases como “ice crushing” incorporadas a la etiqueta del producto nos hará saber que si sirve para nuestro cometido.

La razón de que no todas piquen hielo se debe a la resistencia y potencia que hace falta para ejecutar la tarea sin que el equipo se recaliente, hablando de usos regulares, para usos industriales, mejor un picador de hielo industrial que pueda mantenerse encendido durante muchas horas continuas. Para uso doméstico, se trata de una máquina que sirve para preparar cantidades pequeñas, cinco porciones, y sí, de vez en cuando se presta para hacer mayores cantidades de hielo picado sin que llegue a convertirse en un uso intensivo diario.

Sumado a lo anterior, picar hielo requiere de poderosas cuchillas, cuyo diseño y arquitectura han sido modificados también para cortar y granizar de manera uniforme, no que queden unos trozos grandes, como si no hubiesen sido cortados y otros muy diminutos que seguramente será el resultado a obtener si intentáis picar hielo con una máquina que no sirve para ello.